diciembre 13, 2018

Las patologías más comunes que afectan el riñón

En el marco del Día Mundial del Riñón, el Dr. Carlos Alberto Ameri (M.N. 60245), Jefe del Servicio de Urología del Hospital Alemán, explica cuáles son las enfermedades más comunes que pueden presentar el órgano, sus síntomas y tratamiento.

Infecciones urinarias

Las infecciones urinarias, denominadas pielonefritis, son uno de los padecimientos frecuentes que afectan a los riñones. Los gérmenes pueden llegar al riñón a través de vía sanguínea, o bien por su propio sistema excretor en forma ascendente; es decir, los gérmenes pueden llegar desde la vejiga hacia los riñones.

El cuadro clínico puede ser variable en severidad, con fiebre y dolor lumbar hasta cuadros de infección generalizada y de alto riesgo, y los exámenes que se realizan para detectarlas son cultivo de orina, ecografía y/o tomografía computada o resonancia nuclear magnética.

Factores predisponentes:

  • diabetes
  • disminución de defensas
  • litiasis (cálculos)
  • malformaciones congénitas del árbol urinario

Tratamiento

Un alto número de pacientes requieren de internación para el rápido control de la infección y evitar su diseminación a otros órganos, situación que suele ser compleja y riesgosa. El tratamiento consiste en la administración de antibióticos según el resultado del cultivo de orina y, en caso de algún factor predisponente como una obstrucción de la vía urinaria o litiasis o una descompensación diabética, se actúa en forma específica para cada afección en particular. En la actualidad se cuenta con antibióticos e instrumentación mínimamente invasiva como para resolver en forma satisfactoria la mayoría de los casos.

Cálculos o litiasis renal

La litiasis renal o cálculos en el riñón afecta al 2% de la población. Es una enfermedad con alta prevalencia, más frecuente entre los 30 y 50 años. La relación por sexo es de 3-1 hombre a mujer. El 67% de los pacientes con antecedentes de litiasis tienden a repetir los episodios.

Diagnóstico

El diagnóstico de litiasis es más frecuente en épocas de clima cálido y su formación es favorecida por una alimentación rica en proteínas de origen animal, comidas rápidas, embutidos, entre otros. Por diversos factores que generan el aumento de dichos elementos en la filtración de orina, se forman cristales que sumados forman los cálculos.

Para su detección se hacen ecografías y/o tomografías computadas.

Síntomas

Si bien la manifestación clínica de los cálculos puede ser asintomática también puede presentar

  • dolor en la región lumbar
  • sensación de pesadez en la zona lumbar
  • cólico renal, que es un dolor muy intenso
  • signos de infección urinaria
  • fiebre

Tratamiento

Los tratamientos pueden ser quirúrgicos, que se destacan por ser mínimamente invasivos ya que son vía endoscópica, por ondas de choque o bien por punción percutánea. Lo que es común para todos los casos es la abundante ingesta de agua, la mejor forma de suprimir la sobresaturación de la orina, mecanismo de la formación de las litiasis.

Si se opta por el tratamiento quirúrgico, posteriormente debe sumarse el tratamiento metabólico (dieta y medicamentos), que dependerá de cada cálculo en particular.

Superado el episodio inicial de la litiasis el paciente debe seguir en control permanente debido es muy frecuente que se presenten nuevamente.

Tumor de riñón

El tumor de riñón es una patología poco frecuente si se lo compara con otros tumores del organismo: representa entre el 2% al 3% de los casos. De ellos, el 80% al 85% es maligno, mientras que el resto son benignos.

Sin embargo, a pesar de ser un porcentaje bajo, se está evidenciando un aumento cercano al 4% anual debido al mayor uso de estudios por imágenes (ecografía, principalmente) y también por el aumento en la expectativa de vida ya que estos tumores son más frecuentes después de los 65 años, aunque recientemente se están dando indicios  de una mayor frecuencia en la población de menores de 50.

Síntomas

El exceso de peso y el consumo de tabaco se relacionan con una mayor frecuencia en la aparición de estos tumores.

Su gran mayoría son incidentales, es decir que son diagnosticados sin que hayan dado síntomas  previos, al tiempo que son los que presentan mayores posibilidades de curación.

En caso de que muestren síntomas, estos se presentan con sangre al orinar y dolor.

Estudios para el diagnóstico

Los estudios por imágenes como ecografía, tomografía computada y resonancia nuclear magnética permiten un preciso diagnóstico y, por ende, ofrecer el tratamiento más adecuado.

Por su parte, la cirugía representa el tratamiento más efectivo en la actualidad. El gran avance es que en la gran mayoría de los casos se puede sacar solo el tumor y mantener el resto del riñón sano. En los casos de mayor complejidad, debe sumarse tratamiento médico para complementar la cirugía.