octubre 18, 2018

El teatro del bicentenario se llena de historia universal

En el Teatro del Bicentenario se exponen elementos del Museo Provincial Agustín Gnecco, con la intención de realizar un recorrido por la historia universal del arte y la música dando una bajada local.

El Ministerio de Turismo y cultura realizó un entrecruzamiento de las instituciones para que quienes realicen las visitas guiadas del Teatro del Bicentenario puedan conocer cómo la historia universal del hombre impactó en San Juan.

Esta exhibición estará disponible durante unos 6 meses. Para disfrutar de esta propuesta, los interesados podrán hacerlo gratuitamente y solicitar turno llenando un formulario en www.teatrodelbicentenariosanjuan.org.

Cabe destacar que los objetos pertenecieron a diferentes familias de San Juan  y ahora se encuentran en la colección original del Museo Agustín Gnecco. La directora de dicha institución, María Julia Gnecco, comentó que “la elección fue difícil ya que no contamos con objetos de todas las épocas, es algo que está condensado en el impacto que tuvieron estos avances tecnológicos en San Juan, desde la época colonial como es el ejemplo del Arpa”.

A finales del Siglo XVIII y principios del siglo XIX, San Juan creció mucho en los aspectos en los cuales los objetos expuestos son prioritarios como el teatro, la vestimenta, la radio y la música.

 

El arpa era el instrumento que reinaba en las salas de las casonas coloniales de San Juan. En las tertulias del siglo XVIII, primeras décadas del XIX, se interpretaba música que provenía de los salones chilenos.

Este instrumento fue fabricado en Perú y trasladado a lomo de mula, por los senderos de la cordillera.

 

En San Juan se usó esta máquina de fabricación alemana, patentada en 1863, producida un poco más de una década después del éxito de las primeras máquinas Singer, por la Fábrica Pollack Schmidt de Hamburgo. Esto demuestra cómo la revolución industrial fue llegando de a poco a San Juan, por diversas vías, a través del puerto de Buenos Aires o Rosario, o a través de los puertos chilenos y por el complicado camino de la cordillera.

Esta radio que perteneció a una familia sanjuanina, fue producida por la Compañía RCA Víctor, denominada Garganta de Oro. Así lo reza una certificación que posee esta pieza, aclarando que cuenta con los elementos requeridos para reproducir ese sonido.

RCA Víctor comenzó a fabricar las “Gargantas de Oro”, certificadas como tales, a partir de 1949, con el texto en inglés. Ésta tiene la particularidad de tener el texto en castellano.