mayo 22, 2019

Grand Voyage, una travesía de 20 noches

Volar hacia Milán, embarcarse en Génova y regresar a Sudamérica a bordo del MSC Musica (Fly & Cruises). Una travesía de 20 noches para cruzar el Océano Atlántico.

Durante el transatlántico, el barco visitará 10 puertos de increíbles ciudades europeas y americanas

MSC Cruceros, no es cualquier crucero y esto queda demostrado en el Grand Voyage que tiene programado para el MSC Musica. Esta travesía incluye, aéreo para el 11/11/19 desde Buenos Aires a Milán y el viaje en crucero. El barco zarpará desde Génova el 13/11/19 y ahí comienza una increíble aventura de 20 noches.

El primer puerto es Barcelona, donde hay dos lugares imperdibles para visitar La Sagrada Familia, la extraordinaria iglesia de Antoni Gaudí, y el boulevard de Las Ramblas.

Luego de un día de navegación arribará a Cádiz, uno de los asentamientos más antiguos de España donde aún se conserva una catedral del Siglo XVIII, la Torre Tavira y la capilla del Hospital de las Mujeres; edificios con una gran presencia de estilo barroco. Lisboa, es el siguiente punto del recorrido, donde los huéspedes pueden admirar la Torre de Belem y el increíble Parque Natural de Sintra, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Antes de dirigirse hacia América, el MSC Musica visitará Santa Cruz de Tenerife y esta escala es ideal para conocer la montaña más alta de España: el Teide, un volcán activo de 3.718 metros de altura dentro del parque nacional que lleva su nombre. También, allí se encuentra el Parque García Sanabria con su Museo de Esculturas al Aire Libre, donde la naturaleza se funde con el arte contemporáneo de Miró, Guinovart, Domínguez y Moore.

Cuando el barco se despida de esta maravillosa ciudad española, comenzará la segunda parte de este recorrido. Durante 5 noches navegará a través del Océano Atlántico desde Europa hacia el continente americano. El océano como único telón de fondo, será el momento ideal para disfrutar de la vida a bordo del MSC Musica como el gimnasio totalmente equipado con maquinaria Technogym, cancha de básquet, tenis y minigolf. Apreciar los espectáculos del teatro La Scala o jugar en el casino Sanremo. Las especialidades gourmet son muchas y bien variadas como los menús italianos que se sirven en Il Giardino, deleitarse con una cena en el Kaito Sushi Bar o probar las auténticas pizzas en el buffet que se encuentra abierto 20hs al día.

Una vez en Sudamérica, el primer puerto que recalará es Recife en Brasil. Esta dinámica ciudad, posee tres islas principales: Recife, Santo Antonio y Boa Vista. Otro sitio a visitar es la ciudad de Olinda que está situada en la cima de un monte, donde se apreciará la panorámica de las iglesias Alto da Sé y Misericordia.

Pronto llegará el turno de visitar Maceió y Salvador de Bahía. Esta última ciudad es un gran centro cultural que ha recibido el legado afrobrasileño y origen de la capoeira, el candomblé y la samba de roda. Pero el ritmo continúa en Río de Janeiro cuando el MSC Musica llegue a esta maravillosa ciudad de mar azul y verdes montañas. El Pan de Azúcar, punto turístico infaltable para conocer, se alza en el punto de encuentro entre la bahía de Guanabara y el Océano Atlántico. En lo alto de la montaña del Corcovado se alza la estatua de estilo «art déco» del Cristo Redentor con sus brazos abiertos, de 30 metros de alto y más de 1.000 toneladas de peso.

Después de 20 noches a bordo, la aventura está llegando a su último puerto: Buenos Aires. Cuando el MSC Musica recalé en la costa rioplatense, emprenderá su nueva temporada de cruceros en Sudamérica.