agosto 17, 2018

Las Termas de Entre Ríos, una de las opciones para estas en vacaciones de invierno

Tras un fin de semana largo regular, a partir del viernes se aguarda un movimiento más intenso, ya que empieza el receso invernal en Buenos Aires

Alrededor de 1 millón de personas viajaron el fin de semana largo en el país y gastaron cerca de 2.800 millones de pesos, según estimaciones del Ministerio de Turismo de la Nación. Si bien el movimiento fue regular, considerando que ayer comenzaron oficialmente las vacaciones de invierno en diferentes provincias, Entre Ríos fue uno de los destinos más elegidos, con un 70% de ocupación en promedio y un volumen de gasto turístico estimado en 170 millones de pesos, según informó la Secretaría de Turismo y Cultura provincial.

Esto apuntaló las expectativas para el sector turístico de la región, que espera una afluencia masiva de visitantes a partir del fin de semana, cuando inicien su receso de invierno la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y la provincia de Buenos Aires. Sebastián Bel, presidente de la Cámara Entrerriana de Turismo señaló a UNO: “Si bien esta semana junto con Entre Ríos comienzan las vacaciones otras provincias y nutren al sector turístico, no mueven el amperímetro como lo hace el público de Buenos Aires. Más del 75% de la gente que llega a nuestra provincia proviene de Buenos Aires y son quienes ocupan el grueso de las 47.000 plazas, por eso tenemos grandes expectativas ya a partir de este fin de semana”.

Los eventos culturales y fiestas que se organizaron para este mes suman más atractivos. Bel comentó que estas opciones para la familia “son fundamentales” y constituyen “un complemento para los productos habituales que ofrece cada localidad”. Al respecto, indicó: “El perfil de personas que nos visita se inclina por el termalismo, pero en esta fecha cuentan con un valor agregado, junto con los atractivos naturales que ya tiene Entre Ríos. Hay una agenda de espectáculos para los chicos y para toda la familia a nivel provincial muy nutrida. Cada municipio preparó algo diferente y atractivo, como shows de títeres, propuestas de teatro y musicales”.

“Hay muchas alternativas para los más chicos, que en su mayoría se realizan en lugares cerrados por las bajas temperaturas, ya que se espera que siga el frío un tiempo más”, dijo, a la vez que destacó que en esta época del año vienen trabajando bien sobre todo los complejos termales que cuentan con un espacio cubierto y con salas de masaje y de spa.

Desde la Secretaría de Turismo y Cultura de la Provincia también realizaron un balance del fin de semana. Según informaron desde la Dirección General de Planificación, Gestión Turística y Fomento de las Inversiones de esta cartera, durante la semana pasada registraron la presencia de turistas uruguayos, que ya iniciaron su receso. “Se espera la llegada de más turistas la próxima semana, cuando empiecen sus vacaciones Buenos Aires y otros nueve distritos en el país”, señalaron.

Carolina Gaillard, secretaria de Turismo y Cultura, resaltó: “En la primera etapa del año se apuntó mucho al turismo interno. Hay que tener en cuenta que los lugares desde donde proviene nuestra mayor cantidad de visitantes, como la provincia y la ciudad de Buenos Aires, aún no comenzaron sus vacaciones. Así que las perspectivas son buenas”.

También desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) estimaron que Entre Río será uno de “los polos turísticos que recibirán la mayor cantidad de viajeros, junto con CABA; Córdoba; Mendoza; Salta; Puerto Iguazú, en Misiones; y Bariloche, en Río Negro”.

Entre sus consideraciones, señalaron que con el principal atractivo del turismo termal y rural, Entre Ríos “se prepara para recibir una avalancha de turistas y, sobre todo, excursionistas”, y resaltaron: “Desde la Provincia establecieron la seguridad como parte del marketing para atraer al turista y generar confianza en las termas”.

Cabe destacar que como parte de la promoción turística, más de 25 municipios entrerrianos mostraron sus principales atractivos turísticos y gastronómicos en la 14ª feria Caminos y Sabores, que se realizó desde el viernes hasta ayer en el predio ferial de Palermo, en Buenos Aires. En este sentido, aprovecharon la vidriera de la feria, que tuvo un multitudinario marco de público, promocionando los productos y la gastronomía típica de la región.

Tendencia

Si bien los prestadores de servicios turísticos advierten que este año habrá un grueso de los visitantes que tendrá una conducta de gasto más moderada, considerando la situación económica que atraviesa el país, Bel aclaró: “Esta tendencia se registra ya hace un año y medio. Hay una modalidad de gasto donde lo primero que elige el turista es tener un buen alojamiento, y procura economizar en lo que respecta a gastronomía, eligiendo no salir tanto a cenar o a almorzar afuera”. En este marco, sostuvo: “Se trata de un turista con perfil familiar, que suele alojarse en bungalow y hemos visto que prefiere ahorrar cocinando, o utiliza mucho la rotisería. Por otra parte, hay un menor consumo en paseos de artesanos y economías regionales, ya que lo primero que reduce es ese gasto”.

En referencia a las estimaciones en el pernocte, comentó: “El año pasado el promedio de pernocte durante las vacaciones de invierno fue del 4,4 noches. No podemos afirmar de cuánto será durante este año y al final de estos 21 días que restan del mes de julio podremos saberlo, aunque hay estimaciones de que sean menores, de 4 a 3,50 noches”.

Fin de semana largo

Sebastián Bel sostuvo que “en comparación con otra provincias, el movimiento turístico este fin de semana largo en Entre Ríos superó la media nacional”, y afirmó: “Las expectativas no eran altas, debido a que estamos muy próximos al receso invernal de Buenos Aires, que es el principal mercado que nutre a nuestra provincia”.

En este sentido, subrayó: “El impacto no fue tan alto y no se puede comparar con otro fin de semana largo como el de Carnaval o el de Semana Santa, que habitualmente son exitosos. A pesar de eso y de que hubo lugares donde se registraron lloviznas, hubo una ocupación relativa, con hoteles de mayor nivel que superaron el 90%, mientras que muchas cabañas tuvieron una ocupación del 50%. Teniendo en cuenta la recesión económica, estamos conformes con el movimiento que hubo”.