agosto 17, 2018

Las 5 razones para consumir frutas y verduras.

La Organización Mundial de la Salud, recomienda consumir 5 porciones de frutas y verduras al día. Las hay de diferentes colores y cada una anuncia riquezas nutricionales diferentes. Las vitaminas, minerales, fibra y fitoquímicos presentes en estos alimentos son fundamentales para el buen desarrollo y funcionamiento del organismo. Cinco razones para comer cinco porciones.

La Vitamina C presente principalmente en los cítricos como el kiwi, naranja, pomelo, limón y en vegetales como el brócoli y repollo; tiene un alto poder antioxidante, contribuye a la absorción del hierro de origen vegetal y ayuda a prevenir infecciones.

El color naranja de la zanahoria, zapallo y el verde oscuro de la espinaca, acelga y brócoli indican cantidades de betacarotenos, precursor de la Vit. A, esencial a para la salud de la piel, cabello, dientes y ojos; si bien la Vit. E está presente, en mayor cantidad, en los aceites vegetales, también podemos encontrarla en alimentos como la palta, brócoli y espinaca; gran aliada de nuestra piel ya que contribuye a reducir la acción causada por radicales libres.

Con respecto a los minerales se destaca al potasio, mineral que ayuda a regular el balance de agua en el organismo y mantener la presión sanguínea en valores normales, se encuentra principalmente en la banana, naranja, kiwi, achicoria, acelga y melón. También el magnesio es un mineral importante para la utilización de energía, y lo encontramos en hortalizas de hojas verdes.

Los fitoquímicos que abundan en las frutas y verduras,  tienen alto poder antioxidante y son los responsable del color de estos alimentos.

Los cereales integrales, estos alimentos son los que mayor cantidad de fibra poseen, nutriente indispensable para el buen funcionamiento del intestino. Consumir fibra en todas las comidas, ayuda a disminuir la absorción de glucosa y los niveles de colesterol sérico.

 

El plan de vida saludable Qentistar brinda una vivencia de salud única, en la cual se logra optimizar el bienestar físico, psíquico y emocional, logrando así un descenso de peso real y duradero. Es la mejor combinación para solucionar problemas de nutrición‚ estrés y estética, en el marco de una experiencia de placer rodeados de montañas, vertientes de agua cristalina y aire puro.